Español
Cambios al proceso de desalojo en Nueva Jersey


La ley de Nueva Jersey contra el desalojo

Aunque el proceso judicial está cambiando, la ley contra el desalojo sigue siendo la misma. Por ejemplo:

  • Es ilegal el hecho que el propietario use la “autoayuda” para desalojar a un inquilino, lo que significa que un inquilino sólo puede ser desalojado por un agente del tribunal con una orden de un juez;
  • La mayoría de los inquilinos están protegidos por la Ley “contra el desalojo”. En calidad de un “inquilino protegido”, a usted no le pueden desalojar a menos que el propietario demuestre una “razón justificada” para hacerlo. Existen algunas situaciones en las cuales un inquilino no se encuentra amparado. La excepción más común es para los inquilinos que viven en el mismo edificio con el propietario cuando el inmueble tiene tres o menos unidades;
  • Una “razón justificada” es definida por la ley. Incluye asuntos como la falta de pago del alquiler o el incumplimiento del contrato de arrendamiento;
  • Un propietario no puede desalojar a un inquilino protegido simplemente porque el contrato de arrendamiento ha terminado. Los inquilinos tienen el derecho a continuar viviendo en su residencia incluso después de que el contrato se haya vencido;
  • El tribunal debe proveer un intérprete para todo el que lo necesite durante cualquier audiencia en el tribunal. Un inquilino que no habla inglés y recibe una notificación del tribunal se debe poner en contacto con este para solicitar los servicios de un intérprete;
  • El tribunal debe “contemplar razonablemente” a aquellas personas que tienen discapacidades que interfieren con su habilidad para comparecer ante el tribunal. Una persona con una discapacidad que recibe una notificación del tribunal debe ponerse en contacto con ellos y solicitar la acomodación especifica. 

¿Qué es lo que HA cambiado?

Procedimientos judiciales por computador (remotos)

Un cambio significativo en el proceso jurídico es que la mayoría de las audiencias NO se llevarán a cabo en el tribunal.  Por el contrario, se celebrarán de forma remota, es decir a través del computador. Esto puede ser un inconveniente para aquellas personas que no cuentan con un computador o con servicio de internet. La notificación de desalojo por parte del tribunal debe tener instrucciones para los inquilinos que no pueden comparecer de forma remota. Se le puede instruir que comparezca en persona o que lo haga por medio de una llamada telefónica.  Todos los tribunales tienen unas cuantas computadoras que los inquilinos y cualquier persona involucrada en un proceso judicial pueden utilizar. EL tribunal no cuenta con suficientes computadoras para cada persona que la necesite. Muchos programas de los servicios legales cuentan con computadores disponibles para las audiencias.  Póngase en contacto con el programa local de los Servicios Legales de Nueva Jersey si necesita ayuda con este asunto.

La declaración informativa sobre el caso de la parte de inquilinos (TCIS).

Otro cambio significativo es el que los inquilinos que reciben una demanda por desalojo ahora deben responder por escrito, diligenciando un formulario llamado en inglés tenant case information statement, o la declaración informativa sobre el caso de la parte de inquilinos.  La TCIS le pide información básica al inquilino, tal como el nombre y la dirección, pero también le pide que redacte una “defensa” contra el desalojo; es decir, la razón jurídica por la cual el propietario no puede desalojarle.  Llenar esta sección del formulario puede ser más difícil de lo que parece, en especial porque puede que los inquilinos no sepan que cuentan con ciertas defensas. Es mejor tratar de obtener la ayuda de un abogado con experiencia en casos de desalojo. Si no le es posible obtener la ayuda de un abogado y no está seguro de qué escribir, puede poner algo como “el propietario no tiene una causa justa para desalojarme”, en inglés the landlord does not have good cause to evict me. 

 

Antes de que un propietario y un arrendatario lleven a cabo una audiencia ante un juez, las partes tendrán una “conferencia sobre la administración del caso” seguida inmediatamente por una “conferencia de conciliación”. Estas reuniones se llevan a cabo de forma remota, haciendo uso de un computador u otro dispositivo con acceso a la internet. Es importante pedir el intérprete o las acomodaciones necesarias antes de estas reuniones.  Un empleado del tribunal conocido como “un especialista en asuntos de inquilinato” llevará a cabo la reunión.  El especialista le hará preguntas para obtener información acerca del caso, y así ayudar a las partes a conciliar el caso. Es muy importante hablar con un abogado experto enderecho de inquilinato antes de tener esta reunión y el tener un abogado presente con usted para asegurarse de que no pierda ninguna garantía a la que pueda tener derecho.

Otros asuntos a tener en cuenta antes de una conciliación o juicio

La conciliación se hace de forma voluntaria. No tiene que llegar a un acuerdo en su caso. Si no llega a un acuerdo, tendrá un juicio frente a un juez. Usted debe considerar la opción de llevar su caso a juicio si tiene una buena razón para creer que el propietario no puede probar una causa razonable para desalojarle o si usted cuenta con una defensa legal valida en contra del desalojo. Aquí hay algunas cosas para considerar antes de ir a un juicio:

  • Durante el juicio, el juez solo puede decidir quién tiene el derecho jurídico para tomar posesión del inmueble. El juez no puede ordenarle a usted ni al propietario a llegar a un mutuo acuerdo;
  • Durante el juicio, el propietario es quien tiene la carga de comprobar una causa justificada para llevar a cabo el desalojo. Si este no puede demostrar hechos que den soporte a una “causa justificada” para el desalojo, entonces el tribunal debe desestimar el caso.

Considere llegar a un acuerdo si usted y el arrendatario están de acuerdo sobre los hechos y las leyes, y están dispuestos a hacer un pacto justo. Usted solo puede obtener un acuerdo favorable si conoce sus derechos. Por ejemplo, vamos a decir que usted y el arrendatario pactaron que el valor del alquiler es de 1.200 dólares mensuales y que usted debe tres meses de alquiler. Antes de llegar a un acuerdo, debe saber si tiene alguna defensa en contra del desalojo. En este ejemplo, es posible que usted tenga una defensa contra el desalojo en virtud de una nueva ley que protege a los inquilinos cuando estos pueden certificar que empezaron a deber el alquiler debido a la pandemia del COVID-19. Este es solo un ejemplo del porque es importante obtener asesoría legal y conocer sus derechos antes de llegar a algún acuerdo. Puede que usted tome una decisión diferente sobre un acuerdo si usted conoce las defensas que tiene. Es posible que usted tenga otras defensas para la falta de pago del alquiler que ocurrió antes de la pandemia del COVID-19.

En este ejemplo, debería considerar llegar a un acuerdo si está seguro que el alquiler se debe lícitamente y si usted y el propietario pueden hacer un plan de pago justo que sea realista y asequible. Aquí hay algunas cosas para tener en cuenta antes de llegar a un acuerdo en su caso:

  • La participación en un acuerdo es voluntaria;
  • Una vez llega a un acuerdo, usted está sujeto a este. Los tribunales hacen cumplir los acuerdos pactados por las partes y rara vez los desestiman;
  • Usted no debe comprometerse a un acuerdo que no pueda cumplir. Por ejemplo, no debe pactar a un plan de pago que le exija más dinero del que puede pagar;
  • No debe pactar en mudarse a menos que tenga un plan realista y un lugar a donde irse;
  • No debe pactar en mudarse en menos tiempo del que le daría el juez si fuera a juicio, a menos que el propietario del inmueble esté de acuerdo en pagarle o darle algún otro beneficio para que usted se vaya;

Si usted se está enfrentando a un desalojo, es buena idea tratar de conseguir a un abogado con experiencia para que lo represente. Para solicitar ayuda jurídica gratuita, llame al 1-888-LSNJ-LAW (1-888-576-5529) o visite nuestra página web www.LSNJLAW.org.​​​​​

8/2/2021